¿Quiénes condujeron a Bolívar al sepulcro?

El 17 de Diciembre de 1830, en la hacienda San Pedro, en Santa Marta, al mediodía, murió el más grande de los venezolanos, el Libertador Simón Bolívar.

Su última proclama es una punzante acusación: “Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores que me han conducido a las puertas del sepulcro”.

¿Quiénes fueron estos enemigos de Bolívar? ¿Quiénes fueron estos perseguidores a quienes el Libertador acusó directamente de llevarlo a la muerte?

Bolívar siempre tuvo adversarios, rivales en el ejército del mando, como suele ocurrir en las vicisitudes de las contiendas militares y civiles. Mariño, Bermúdez y otros caudillos orientales le enfrentaron en disputa por el centro de dirección desde el próximo nacimiento de la República. Sin embargo, ninguno de ellos organizó tan orquestada campaña de difamación y mentira desde la prensa y en panfletos con el propósito de destruir al Libertador y lograr desarrollar los proyectos políticos sectarios, fratricidas y separatistas sin el obstáculo de su grandeza, autoridad y prestigio, como lo hicieron sus enemigos después de 1825.

O´Leary escribió en sus memorias que ya en 1826 se comenzaron a formar “Sociedades Secretas” cuyo objetivo era destruir la reputación del Libertador. Los enemigos de Bolívar inspiraron una campaña de prensa y panfletos, lo que hoy llamaríamos una “Matriz de Opinión”, dirigida a presentarlo como un “tirano” que ambicionaba coronarse Rey e imponer la Constitución Bolivariana; a la que acusaban de autoritaria y antidemocrática. Desde periódicos como “El Demócrata” o “La Gaceta de Colombia” y otras publicaciones, llevaron a cabo una sistemática labor que terminó por socavar la popularidad del Libertador. Por detrás estaban los oscuros intereses de las nacientes oligarquías y de las potencias extranjeras.

Bolívar no advirtió sino demasiado tarde el doble juego de sus enemigos y el terrible efecto de su campaña de prensa. Cometió el grave error de depositar su confianza en Santander. Solo a comienzos de 1827 dejó de considerarlo amigo. Pero ya el daño estaba hecho. La “quinta columna” había sembrado la estructura de gobierno de enemigos del Libertador, especialmente en el seno del Congreso. La prensa y los panfletos crearon una atmósfera Anti Bolivariana extendida, incluso de odio irracional contra Bolívar tanto en la Nueva Granada como en Venezuela.

Fue a ellos a quienes Bolívar acusó directamente en su última proclama.
Hoy son los mismos dueños de medios de comunicación y políticos a la orden del imperio que conforman “sociedades secretas”. Es la misma casta burguesa Anti Bolivariana quienes abusaron y pretenden seguir abusando de la credulidad del pueblo. Fueron ellos Quienes persiguieron a Bolívar hasta conducirlos a las puertas del sepulcro.

Hoy pretenden venir con piel de oveja disfrazados de Bolivarianos y peor aún CHAVISTAS!!! Pierden su tiempo, si tarea loable realizó el Comandante Chávez fue educar al pueblo; En lo político, social y económico… Este no es el mismo pueblo crédulo de 1825… Este pueblo tiene la grandeza de Bolívar y se agiganta en el pensamiento y liderazgo de Hugo Chávez.

¿TIENEN DERECHO A UTILIZAR EL NOMBRE DE BOLÍVAR?

Es un cinismo que ellos los perseguidores enemigos de Bolívar utilicen su nombre, es una profanación y una provocación al pueblo Bolivariano. Pero sin embargo eso también es atribuible a Hugo Chávez. “Los venció más allá de la vida”; No hay peor momento en el escenario político que el reconocer que tu adversario es más glorioso que tú.

¿SE GARANTIZA LA CONTINUIDAD DE LA REVOLUCIÓN?

Tenemos todos los elementos, doctrina, tiempo, pueblo, liderazgo y disciplina. Mas sin embargo necesitamos una oposición de altura que genere y obligue a generar política. La Revolución está obligada a formar cuadros de relevo disciplinados y curtidos en el pensamiento e ideal Bolivariano que sean cuajados en el molde de Chávez, los partidos de la Revolución tiene que parir miles de Chávez no como consigna sino en acción.

La bandera Bolivariana está del lado del pueblo no de la oligarquía. No hay cabida para el engaño ni la provocación, Chávez tal cual Negro Primero, regresó de Cuba a despedirse en físico y asegurar el timón en manos de Nicolás, este toque de grandeza política y de altruismo solo un gigante podría hacerlo.

Es nuestra responsabilidad mantener la unidad, la disciplina y fomentar el liderazgo de Nicolás Maduro.

Viva Chávez. Viva Bolívar!!!

Comentarios

  1. yanet n
    Distrito Capital

    Muy cierto, esos mismos que no descansarán en su empeño en pisotear estos pueblos, la historia se repite, pero con un pequeño detallito, que Chávez nos despertó, nos enseñó a reconocerlos en sus canalladas.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.