Recibo tu legado

Buenas Noches, acá les dejo este escrito, se lo hice a Chávez, espero llegue a los oídos de él… Jamás he escrito poema o canción alguna, solo uno que otro mensaje de amor a mi esposa, pero esta fue la única forma que encontré de drenar lo que siento.

Pasan las horas, caen las lagrimas, me golpeo el pecho, aun me pregunto, ¿porque? ¿Porque no yo? Por qué tu? Por instantes dudo, quisiera que fuera mentira. Ojala si fuera un engaño. Ojala no te hubieras ido. Pero me digo a mi mismo: No se ha ido vale. Estas aquí, estas allá, estas en mi, y estas en todos los que creemos en ti, en tu lucha, en tu bandera, en tu legado.

Aún con las lágrimas en los ojos y con este gran dolor en el pecho, pero con ese fuego que tú avivas en cada revolucionario me digo y les digo: que se preparen, que lo que viene es joropo. Que no estas muerto. Se los digo con convicción; que allá arriba se junto el combo: Bolívar, el che y tu, y tu Chávez, y se les unen las flechas de los indígenas indómitos, las lanzas de los llaneros libertarios, la fuerza de los patriotas independentistas, y los machetes de los campesinos de la federación, la gallardía de la juventud luchadora y antipuntofijista, la valentía de nuestros guerrilleros, los mártires del 27 de febrero, los soldados del 4 de febrero y el 27 de Noviembre. Y mucho mejor me siento cuando se, que Félix y Willians también están contigo y que desde donde estés seguirás guiando nuestra lucha, nuestras batallas y nuestras victorias.

Nos harás falta, claro que si, tus ocurrencias, tus indisciplinas con el protocolo, tu risa, tu canto, tus consejos, tus instrucciones, las cadenas, tus regaños; pero sabemos que aquí no acaba todo, aquí empieza todo Comandante. Desde aquí juramos seguir la construcción de la patria nueva la patria socialista.

Chávez me pongo de pie, respiro hondo, agarro fuerzas, aligero la carga, afino la puntería, levanto tu bandera, y viendo al horizonte, acompañado de millones y dispuesto a dar vida para defender, profundizar y multiplicar tu legado. Lo recibo. Recibo tu legado.

Aquí estoy Hugo, aquí estoy arañero, al lado de tus restos inmortales, no te veo, te veo la cara, te veo vivo, te siento, es único, me quema tu fuego, cuanta energía, solo tu y yo, te lo juro, juramos, somos millones, le echaremos mas bola que nunca, ve tranquilo, te quedas aquí. Recibo tu legado, lo defiendo, lo defenderé; sigo aquí, solo dos segundos, siento que es toda una vida, llueven los recuerdos, no lloro, no puedo, y lo reitero, te lo juro, seguiremos.

Coño Chávez, aquí estoy, aquí estamos, defendiendo desde ya tu legado. Un desgraciado, un alienado, una víctima me pregunta ¿Cuál legado? Qué tristeza, que triste él, que triste ella, perdónalos, no son ellos, es él, es el imperio, maldita alienación, ese traidor, y le respondo, no me callo, no me callaré, nunca nos callarán. Respondo: ¿Cuál legado? Tu legado, soy yo, Yo soy Chávez, lo es él también, y ellos y todos, todos somos Chávez, tu legado…

Tu legado es el niño, es la niña y su sonrisa, que es la tuya.

Tu legado, tu legado lo recibo y lo defiendo, es la constitución, es esa construcción, es la nueva política, la cultura, la misión.

Lo recibimos, lo aceptamos Chávez, lo defenderemos. Tu legado que no es más que la independencia, la libertad, la mujer, el hombre, tu pueblo, la patria.

Tu legado Chávez, lo recibimos lo defendemos, ya leemos, ya escribimos y creemos, queremos, amamos, ese es tu legado; lo recibo, lo defiendo, doy mi vida, es la comida, es la siembra, el canto, la poesía, la consigna.

Coño qué legado!!! Qué tarea… La justicia… la recibo, la mantengo y la defiendo. El gobierno, la participación, el partido, la comuna, la educación, el deporte, la medalla, la integración.

Como me pregunta cuál es tu legado, es ese mismo, la libertad para preguntarlo.

¿Cuál es tu legado? Es el que recibo, el que defiendo, es este, es Simón, es Robinson, Zamora, tú nos los devolviste, tú los rescataste, nos dignificaste… Guacaipúro, Manuela, Juana, ese es tu legado, hiciste que 500 años de resistencia valieran la pena.

Como no recibir tu legado mi comandante, cual soldado armado de pasión patria y de canto de lucha, como los que nos dejas en las bases y los cuarteles; ese brazalete tricolor, ese fusil, esa gorra, esa franela… símbolos de la lucha que tú llevaste y que aún guías.

Mi padre, mi hermano, mi amigo, mi comandante, recuerdo tu mano estrechando la mía, la energía, la fuerza, la pasión, recuerdo el abrazo, el concejo, lo fraterno, no me da pena, Te Amo, lo digo, lo grito. Te amo.

Recuerdo el saludo, la risa, el chiste, recuerdo la silla, me la diste La pregunta, la foto, la veo, y cuánto lloro.

Chávez, Chávez, te lo juro… Viendo al futuro, te juro, mi voto es tuyo.

Chávez, Hugo, tribilín, te lo juro, te doy mi vida, ya no es mía, La consagro, como tú, día a día…

Lo juro, como aquella vez, lo recuerdo, lo reafirmo, contigo, con Simón: No daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma, hasta lograr la concreción plena, firme y definitiva del plan, de tu plan, el de Bolívar, EL DE LA PATRIA.

13/03/2013
12:30pm

Jhosep Flores Aragua

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.