Siempre estás en mi corazón

Eres lo mejor que nos ha pasado, a todos los que tenemos la dicha de haber nacido en esta época de la historia del mundo, solo Cristo y tú fueron y serán tan semejantes a dios. Gracias, gracias por el hogar que me diste para el futuro de mis hijos. Te extraño y te recuerdo todos los días de mi vida y a dos años de tu partida todavía salen lágrimas de mis ojos con solo recordarte. Deseo que donde estés seas muy feliz y no haya nada ni nadie que pueda perturbarte. Te recuerdo siempre.

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.