Sin despedirme

No puedo dejar de amarle
nunca podré dejar de recordarle
fue mi empeño conocerle, tocarle abrazarle
y mis manos que nunca lo estrecharon
lo tomaron todas la veces
todas la veces lo abrazaron.

Supongo que es el sentir de todo un pueblo
todo un pueblo que hoy no deja de llorarlo
supongo que más allá de nuestras vidas
más allá de nuestras muertes
ahí está y estará el Comandante
vigilante, vigilante, vigilante
No puedo entristecerme,
no puedo quebrantarme,
si ayer me exigió disciplina
hoy me pide valentía.

este es mi mensaje Presidente,
con él no me despido para siempre,
porque siempre, siempre, siempre
usted estará con nosotros eternamente.

Felipe Díaz Aragua

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.