Te amaré eternamente mi hacedor de sueños

Nunca imaginé este dolor, nunca quise aceptar tu enfermedad, te creía fuerte, invencible y hasta te pensé como un ser fuera de lo normal. Luego desde ese 5 de marzo esa imaginación que siempre tuve de ti se convirtió en realidad, aunque no estas físicamente entre nosotros eres más fuerte, más invencible y más fuera de lo normal. Te convertiste en el hacedor de sueños de todos y cada una de las personas a las que ayudaste y amaste. Sé que papa Dios te trajo a este mundo para darnos una lección a cada uno de nosotros, demostrarnos que si se puede amar sin olvidar que hay que corregir, a levantarnos el autoestima demostrándonos lo que valemos y el mayor de tus logros como padre que ama a sus hijos a defendernos del mal. Gracias papa Chávez. Así te he llamado siempre por tanto amor y por demostrarnos que si valemos en esta sociedad y en el mundo.

Te amare infinitamente y te seré leal hasta el fin de mi vida.

Hasta la victoria siempre.

Unidad, unidad y más unidad

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.