Vivir también es morir para salvar una causa

Presidente, hoy me consume su partida y su sacrificio, cuanto luchó y luchó, y al final siempre triunfaste. No te diste por vencido y por ello decidiste: tu vida o la Revolución y dijiste la Revolución, cuantas veces lo dijiste y no entendíamos, que debías cuidarte y reposar, pero decidiste ganar la presidencia para que no te perdiéramos a ti y la Revolución. Ganando la presidencia a costa de tu vida y dejando a Maduro garantizarías la continuación de tu sueño un pueblo y su patria bonita. Dios gracias por darnos esta otra oportunidad de ser LIBRES.

Linda Oliverá Falcón

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.