Vivirás en mi por siempre y para siempre

Hoy me siento triste, no puedo evitar que las lágrimas broten de mis ojos, al ver por primera vez en 14 años un desfile militar sin la presencia de nuestro amado y nunca olvidado presidente hugo Chávez. ¡Cómo te extraño mi comandante eterno! Mi alma, mi mente y mi corazón no se resignan por haberte perdido, aun no entiendo por qué tuviste que ser tu quien partieras a ese viaje sin retorno cuando te quedaban tantas y tantas cosas para y por hacer, tanto amor que dar, tanto amor que recibir.  No alcanzo a entender, a comprender por qué tantas personas te odiaron, te odian y te odiarán hasta el fin de sus vidas.  Recuerdo una vez escucharte decir: “que importa ese pequeño riachuelo de odio, ante esos océanos, mares y ríos de amor que me da mi pueblo.  Lo siento por ellos que no se tomaron nunca, por estar llenos de odio, la molestia de escucharte, de entenderte, de tratar de conocer ese hermoso ser humano que vivía en ti.  Hay momentos  que pregunto  ¿cómo se puede querer, amar, adorar tanto a alguien que ni siquiera en persona vi? No hizo falta por que conocí tu alma, tus nobles y puros sentimientos hacia tu prójimo que es tu pueblo.  ¡Te amé, te amo y te amaré por todo lo que me reste de vida! ¡Hasta pronto mi comandante eterno!

Haga un Comentario


@



Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social no serán publicados, este sitio se reservará el derecho de su publicación.